Al Final Todo Saldrá Bien

September 30, 2016

  

 

Les cuento que en el año 2014 comencé  a inquietarme con temas y cosas que antes no habían pasado concientemente por mi cabeza. Una de ellas es la pregunta que en algún momento nos roba la atención a todos: ¿Estoy cumpliendo cabalmente con la misión que se me puso en la vida? ¿Estoy viviendo bajo mi propósito? ¿Está Dios contento con la forma en la que dirijo mi vida?

 

Yo me encontraba trabajando -según mi mamá- en el mejor empleo del mundo y no está muy lejos de ser verdad, una buena paga, un ambiente de trabajo cómodo, horarios con menos de 16 horas a la semana y vacaciones pagadas cada 2 meses debe estar muy cerca de lo que cualquiera denominaría como un buen empleo. Pero yo me encontraba preguntandome si había nacido para eso o si de alguna forma esto me acercaba o alejaba de lo que me toca hacer durante mi paseo por esta tierra. Suele pasarnos con frecuencia que nos desenfocamos facilmente si nuestra vida no está transitando el camino diseñado previamente por Dios para que seamos felices y hagamos el bien que nos toca hacer. Solemos hacer cosas por hacerlas, damos golpes al vacío e improvisados.

 

Estoy dando conciertos hace unos 12 años sin parar, sin embargo, en ese momento sentía que no estaba viviendo por completo bajo mi propósito, así que decidí redirigirme nuevamente y poner mi vida en constante contacto con mi misión, sabiendo que solo así alcanza el ser humano su plenitud en la tierra cuando usa todo lo que tiene a mano para un fin mayor que el mismo. He cantando sintiendome de todas las formas posibles y nunca, nunca regreso con una sensación de vacío luego de un concierto, porque invierto mi tiempo en esto que configuró Dios en mi ADN para que sea feliz, esto que me hace sentir parte de algo importante y que es más grande que yo. Los siguientes dos años de mi vida los dediqué a llevar mi propósito  a otro nivel, como le gusta a Dios, produciendo lo que solo se encontraba por el momento en mi cabeza. Tomé un grupo de canciones que había escrito durante el peor momento de mi vida hasta ahora (luego les relataré cada una de esas historias), las escogí bajo la premisa de que todos vivimos circunstancias fuertes en la vida y si Dios usaba estas canciones para traerme paz al corazón era muy posible que otros se sintieran igual por su gracia.

 

Cree un bosquejo de cada canción y las pre produje una y otra vez vocal e instrumentalmente hasta que sentí que Dios y yo estabamos contentos con el resultado. Reuní un magnifico equipo que entendieron el enfoque que Dios había puesto en mi corazón para llevar a la realidad el sonido final de unas obras que nacen de mi corazón, uno igual que el tuyo, que ama profundamente, lleno de ilusiones, sueños cumplidos, sueños rotos, desiluciones, luchas, alegrías, inseguridades, en fin, lleno todas las emociones humanas.

 

 

 

 

No encuentro una mejor manera de ser yo misma que cuando escribo, toco y canto para Dios. Tampoco encuentro una mejor manera para hacerlo que no sea con un corazón honesto y completamente abierto. Las canciones de TODO SALDRÁ BIEN no son mas que una compilacion de una etapa de mi vida y el comienzo de otra puesto que no hay un final sin un principio.

 

Deseo que al escuchar esta obra musical completa sientas el gozo y la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, mientras esperas su preciosa voluntad en medio de cualquier dificultad, confiando plenamente que TODO SALDRÁ BIEN.

 

 

Con esta nota te doy la bienvenida a mi blog, mantengamonos en contacto y que Dios te bendiga más.

 

 

 

(TODO SALDRÁ BIEN está disponible en: ITunes, Apple Music, Spotify, Google Play, Amazon Music, Deezer, y otras plataformas de música)

 

 

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Cómo crearse una mejor vida.

September 5, 2017

10 cosas que quieren todas las mujeres

April 22, 2017

Si quieres ser feliz, tienes que creer que todo saldrá bien.

April 12, 2017

1/2
Please reload

Nathaly Fernandez

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 Nathaly Fernández