• Nathaly Fernández

5 preguntas que siempre te has hecho sobre el derecho de autor


Cuando eres compositor, existen muchas formas de recibir dinero por tus obras si sabes como hacerlo. Sin embargo, la mayoría de los compositores quieren recibir ingresos por sus canciones pero no tienen ni idea de por donde empezar.


Estas son algunas preguntas con respuestas rápidas que pueden servirte de introducción para comprender mejor este tema.


1. ¿Copyright y derecho de autor es lo mismo?

El copyright comprende solo los derechos patrimoniales de una obra, esto es, los derechos puramente económicos, ya que se entiende que la obra es un producto de consumo y como tal, su propietario puede trasladar su posesión a otro por medio de una venta, herencia, regalo.... Sin embargo, el derecho moral es característico del derecho de autor. Es decir, el derecho de autor reconoce el derecho natural del autor sobre su obra mientras que el copyright reconoce la negociación entre el autor y la sociedad para el uso de esta obra.


2. ¿Debo registrar mi obra?


La protección del Derecho de Autor sobre una determinada obra musical es automática desde el momento mismo en que el artista crea la obra. Por ejemplo, desde que el autor termina de componer la letra de la canción, ya sea en una partitura o en una hoja de papel, tal creación queda protegida por el Derecho de Autor. Igualmente, desde el momento en que el cantante termina de realizar su interpretación, sea que la misma haya sido grabada en un estudio musical o de forma casera, o no; tal interpretación también queda protegida por el llamado derecho conexo al Derecho de Autor.


No es obligatorio registrar la obra musical (letra y/o melodía) ante la autoridad competente para obtener protección legal sobre la misma, pero sí muy recomendable a n de contar con una fecha cierta de creación de la obra en cuestión.


3. ¿Tu derecho de autor es valido en otros países como por ejemplo Estados Unidos?


Los EE.UU. tienen relaciones de derecho de autor con la mayoría de los países del mundo y, como resultado de estos acuerdos, respetamos el derecho de autor de los ciudadanos de otros países. No obstante, los EE.UU. no tiene este tipo de relaciones de derecho de autor con todos los países.


Países: Argentina, Chile, Brasil, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Cuba, Haiti, Honduras, Guatemala, México, Nicaragua, Perú, Panamá, Paraguay y Uruguay.


4. ¿Cómo se realiza la Gestión Colectiva de Derechos en el caso de obras musicales?


Como autor puedes encomendar la gestión de tus canciones a una entidad o sociedad que recaude el pago de las remuneraciones por la distribución, comunicación o ejecución pública de tus obras porque es imposible que tengas control absoluto de lo que puede estar pasando con cada una de tus canciones en diferentes partes del mundo.


Es por ello que estas nuevas compañías llamadas agregadores o distribuidoras digitales pueden ser tus mejores aliadas para colectar mensualmente tus remuneraciones.


Puedes iniciar tu proceso como autor, inscribiéndote gratuitamente en BMI.


5. ¿Cuál es el proceso para realizar un contrato para que un cantante grabe mis canciones?


En cuanto a los derechos patrimoniales de tu obra, cada vez que licencias los derechos a un cantante sobre alguna de tus piezas, puedes hacer este contrato de dos formas legales.

  • Mediante un contrato de licencia de sus derechos patrimoniales, el cual es un acuerdo por el cual el autor musical autoriza a un tercero (que puede ser cualquier persona natural o jurídica o extranjera), para que utilice su obra musical en una forma determinada y de conformidad con las condiciones convenidas en dicho contrato de licencia. Mediante este contrato de licencia, el autor no se desprende ni pierde los derechos patrimoniales que posee sobre la obra en cuestión. Por ejemplo, este tipo de contrato se puede utilizar para que el autor licencie la sincronización de su obra musical a favor de una productora de spots publicitarios.


  • Mediante un contrato de cesión de sus derechos patrimoniales, el cual es un acuerdo por el cual el autor musical cede o transfiere la titularidad de uno o más de sus derechos patrimoniales sobre la obra en cuestión, a favor de un tercero, (como por ejemplo una productora fonográfica). Esta cesión puede ser no exclusiva, compartiendo la titularidad de los derechos con el cesionario; o exclusiva, en cuyo caso el autor musical sí se desprende de los derechos patrimoniales que cede sobre la obra en cuestión, en la forma y alcance establecidos en el contrato de cesión.

Lo importante aquí es que quede por escrito cada uno de los aspectos que regularan el uso de tu canción, con los detalles claros como cantidad de dinero, fechas, uso al que será sometido la pieza y el porcentaje de remuneración. Este contrato no tiene que ser redactado por un abogado ni tener firmas legalizadas. Es un documento en donde ambas partes se ponen de acuerdo para evitar malos entendidos y disputas.

Nathaly Fernandez

  • Facebook - círculo blanco
  • YouTube - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Twitter - círculo blanco

© 2020 Nathaly Fernández